Cada pared es un lienzo que ofrece la oportunidad de añadir un complemento que consiga reflejar la imagen de un negocio de forma única, diferenciada e inimitable. La combinación de la rotulación profesional y los murales personalizados pintados a mano es ideal para conseguir este resultado.

La fachada exterior es una parte muy importante de los negocios porque es lo primero que ve el cliente, incluso cuando el local está cerrado. Por eso ORNAMENTIUM ofrece una gran variedad de estilos de rótulos y materiales que pueden combinarse con un mural pintado a mano para conseguir transmitir una imagen diferente.

Con técnicas como la aerografía o la pintura creativa se puede trabajar casi sobre cualquier superficie (pared, metal, madera, chapa de persianas metálicas) de manera rápida y sencilla, lo que permite conseguir muchos ambientes y texturas. A ello puede añadirse un rótulo con volumen o un rótulo con iluminación led para personalizar aún más el resultado y conseguir una imagen exclusiva.

[/vc_column_text]

[/vc_column][/vc_row]

Después de escribir algún texto, pulse ENTER para iniciar la búsqueda ...